Rinoplastia

Nariz

“Una nariz además de ser bonita tiene que ser funcional, es decir, debe servir para respirar…y la más bonita es la que no se nota que esta operada, pero añade un equilibrio al conjunto de la cara….”

La nariz constituye el elemento central de la cara, su apéndice más sobresaliente, que junto con los ojos y la boca, forma un conjunto armónico y simétrico que configura la percepción del rostro y hace de cada persona un ser diferente y único.

Su forma y su tamaño ha sido objeto de muchos estudios antropomórficos y poéticos y puede afectar de manera directa al autoestima, sobretodo en la etapa adolescente.

Objetivos de la rinoplastia

La rinoplastia es la cirugía que modifica la forma de la nariz, pudiendo aumentar o disminuir su  tamaño, cambiar la forma de la punta, del dorso, acentuar el perfil, modificar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre nariz y labio superior.

Se trata por tanto, de un procedimiento altamente individualizado, con una gran variabilidad y con diferentes necesidades  para cada paciente, que acabarán determinando su personalidad.

Como consecuencia, cada paciente precisará un tipo de cirugía distinta, que debe estudiarse detenidamente para lograr una armonía estética con el resto de los elementos de la cara, sin olvidar la parte funcional:  sirve para respirar.

La corrección de un defecto estético en determinadas etapas de la vida, puede ser fundamental para lograr una adecuada madurez psicológica y el éxito personal.

Sin embargo, la rinoplastia no sólo se realiza con fines estéticos, pudiendo corregir problemas congénitos, aquellos ocasionados por traumatismos y tumores cutáneos o mejorar problemas respiratorios.

La rinoplastia ideal es aquella que mejora la armonía facial y la percepción de nuestro rostro sin que parezca el de otra persona.

Procedimiento quirúrgico

  • El procedimiento quirúrgico se basa fundamentalmente en tallar los huesos y cartílagos nasales que se encuentra bajo la piel de la nariz y configurar una nueva estructura.
  • Rinoplastia cerrada:  es la operación que se realiza a través de incisiones que se encuentran en el interior de la nariz sin dejar cicatrices visibles.
  • La rinoplastia de técnica abierta precisa realizar una incisión en la piel que separa los orificios nasales. Se realiza cuando es necesario estrechar las alas de la nariz o modificar grandes deformidades de la punta y el dorso,  pudiendo quedar cicatrices que, aunque visibles, suelen ser imperceptibles.
  • Al finalizar la cirugía normalmente se coloca una escayola o férula de plástico en el dorso de la nariz y un taponamiento nasal, que obliga a respirar por la boca, durante los tres primeros días postoperatorios.
  • La rinoplastia es una cirugía que siempre se realizará en quirófano, con una duración de entre una y dos horas, según la complejidad del caso.
  • Suele precisar una noche de hospitalización.
  • Se realiza con anestesia general aunque puede también puede realizarse con anestesia local y sedación.

Postoperatorio

La recuperación posterior es rápida aunque durante los primeros dos o tres días aparecerán hematomas sobre todo alrededor de los ojos e inflamación. Puede acompañarse de ciertas molestias, pero acaban cediendo en unos días.

Al cabo de dos o tres semanas los signos inflamatorios y los hematomas serán prácticamente inexistentes, aunque se recomienda evitar actividades que puedan ocasionar traumatismos en la zona, así como tomar el sol.

Tras la operación, se pueden utilizar lentillas inmediatamente, si bien las gafas pueden resultar molestas al principio.

Si precisa información veraz y personalizada acerca de un tratamiento de cirugía plástica o estética, en nuestra consulta le asesorarán sin compromiso

Contacte con nosotros

Preguntas frecuentes

¿Cuándo y quién puede someterse a una rinoplastia?

Cualquier persona con buen estado de salud puede someterse a una rinoplastia, si bien se prefiere realizarla una vez se ha alcanzado la madurez física.

¿Dónde y quién debe realizar esta cirugía?

Requiere hospitalización en un centro acreditado, un quirófano equipado, anestesista y enfermería especializada, y debe ser realizada por un cirujano con título de Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, colegiado y reconocido por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética  (SECPRE).

¿Cuáles son las complicaciones o riesgos de la operación?

En general son leves y muy poco frecuentes. Las complicaciones comunes a cualquier cirugía como son la infección y el sangrado, que pueden mitigarse si se siguen las indicaciones postoperatorias de forma adecuada. Aunque poco probable, siempre existe un riesgo anestésico.

¿Cuándo y qué resultados se esperan obtener?

En general, la rinoplastia es una cirugía muy agradecida con unos resultados estéticos óptimos si es realizada por un cirujano plástico titulado. El resultado inicial no se observa hasta pasadas dos o tres semanas de la cirugía cuando desaparece completamente la inflamación. Y el resultado definitivo de la intervención se considerará a partir de un año.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR