Lifting facial

Lifting

Un Lifting es el término más popular para denominar al estiramiento de cara también llamado Ritidectomía. Se acepta la palabra lifting porque es una intervención de gran aceptación en el mundo anglosajón, más que en el latino.

A medida que las personas envejecen, el efecto de la gravedad, de la exposición solar y del estrés diario, producen en la cara determinados signos de envejecimiento.

En este sentido, los pliegues entre la boca y la nariz se acentúan, el reborde mandibular pierde definición, a veces por acumulo graso y otras por flaccidez.

Un lifting, estiramiento o ritidectomía no frena el proceso de envejecimiento, pero puede “retrasar el reloj”, mejorando el aspecto del rostro.

Perfil del cliente

Los candidatos ideales para un lifting son aquellas mujeres u hombres en los que la piel ha empezado a descolgarse, pero sigue manteniendo un buen grado de elasticidad.

Un lifting no tiene que quitarle un número determinado de años, pero si conseguirá devolverle un mejor aspecto y una apariencia más joven.

Procedimiento quirúrgico

  • La intervención consiste básicamente en “tensar” las capas musculares y la piel, resecando el tejido sobrante, además de redistribuir el tejido subcutáneo para dar más volumen en las zonas más flácidas.
  • Un lifting puede ser realizado de dos maneras:  anestesia local y sedación o anestesia general. Y puede ser de cuello, de cara y cuello, o completo  (cara, cuello y frente)
  • Dependiendo de la anestesia y la extensión del lifting, puede necesitar uno o dos días de ingreso hospitalario. En ocasiones se realiza de forma ambulatoria.
  • Habitualmente la incisión comienza en la zona de la sien dentro del pelo, y sigue por los pliegues naturales delante de la oreja, continua alrededor del lóbulo, detrás de la oreja y cuero cabelludo.
  • Cuando se trata el cuello graso puede necesitar una incisión justo debajo del mentón. Se hace un despegamiento de la piel y un tensado o redistribución de tejido subcutáneo resección de piel sobrante y una sutura muy cuidadosa pre auricular y en zonas pilosas un subcutáneo y grapas. Se dejan dos drenajes para prever hematomas y un vendaje de cara.

Postoperatorio

  • El postoperatorio no suele ser doloroso.
  • Las molestias se suelen controlar bien con analgésicos habituales y protección antibiótica.
  • Los drenajes y los vendajes se retiran en 24 a 48 horas.
  • La piel de la cara estará acorchada pero esta sensación es transitoria y desaparecerá en unas cuantas semanas. La inflamación y moratones durarán dos o tres semanas.
  • La piel necesitará cuidados específicos y no deberá exponerla al sol o a rayos UVA al menos durante tres meses.
  • Se puede volver a la vida social a las cuatro semanas, donde la inflamación y moretones han desaparecido y las cicatrices fácilmente disimulables.

Complicaciones

Las complicaciones son infrecuentes pero pueden existir como: hematomas, lesión de estructuras profundas o de los nervios que controlan el movimiento  de los músculos faciales.

Antes de la intervención, es importante saber si se están tomando medicamentos sobre todo aspirina o Vitamina E o si el paciente tiene la tensión alta.

El tabaco o el hábito de fumar en otros países contraindican la intervención. Es importante dejar de fumar ya que el tabaco contribuye a una mala cicatrización y en la microcirculación sanguínea aumentando la posibilidad de complicaciones:  necrosis y pérdida de piel en los bordes de la herida.

El resto de complicaciones, incluyendo la administración de anestésicos, son igual que en otras intervenciones.

Si precisa información veraz y personalizada acerca de un tratamiento de cirugía plástica o estética, en nuestra consulta le asesorarán sin compromiso

Contacte con nosotros

Preguntas frecuentes

¿Qué resultado cabe esperar a corto y largo plazo?

Un lifting “no para el reloj”, sólo lo retrasa, pero proporciona un resultado duradero. La vida sigue y el envejecimiento de la cara también pero partiendo de una fecha más cercana en el tiempo.

¿Puede ser necesaria la realización de una segunda cirugía?

Esta intervención como casi todas no terminan con la retirada de puntos, hay un número de revisiones al mes, a los tres meses, a los seis meses, nueve meses y al año.

Dependiendo de las condiciones en que se encuentre la piel y huesos faciales se podrán  conseguir mejores o peores resultados, lo que puede hacer necesario un pequeño “retoque” posterior.

También, puede ser necesario un “retoque de la cicatriz”, proceso que puede depender de factores diversos, como por ejemplo la medicación que toma habitualmente, el hábito tabáquico o la hipertensión, haciendo que cada paciente cicatrice de forma diferente.

¿Es posible la combinación con otros procesos que ayuden a mejorar el contorno facial?

Actualmente, en procedimientos de la cara estamos trabajando con mucho éxito: las mini liposucciones e infiltraciones de grasa  (lipofiling); liposucciones de la flacidez de la cara para perfilar la línea mandibular; liposucción de papada e infiltración de grasa, en surcos nasogenianos, en reborde orbitario, en región malar, etc.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR